Tenerife, noviembre 2015 — El Magnetismo del Teide o cómo conquistar ese “algo” que tiene la montaña más alta de España. El explorador Humboldt dijo: “Me voy casi con lágrimas en los ojos. Quisiera venir a vivir aquí”. Y es lo que tiene el Teide. Una vez se entra en el Parque Nacional, es muy difícil salir. Hay algo que te engancha para siempre. Es una tierra viva, poderosa, repleta de energía. Da igual por donde vayas, por el sur o por el norte. No importa si vas en coche o si decides recorrer uno de sus 37 senderos. La cuestión es que te atrapa.

[codepeople-post-map]  Súbete al punto más alto de España en teleférico (3.555 metros).

Es una montaña majestuosa. Imperial. Pero, a la vez, de gran sensibilidad. Lo domina todo. Sus 3.718 metros sobre el nivel del mar la convierten en la cima más alta de España, el tercer volcán más alto del mundo. En el 2007 fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo, todos estos números no lo hacen único. Hay algo más. Algo que, como todo en la vida, únicamente se puede descubrir sobre el terreno. Con la piel.

Así, una buena manera de conectar por primera vez con el Teide es a través de uno de sus sublimes senderos. Sin lugar a dudas, uno de los más bonitos es Los Roques de García (4 kms.). Puede durar 20 minutos o 3 horas, depende de la capacidad de contemplación de cada uno. Pero no es un camino duro, es circular y tiene unas vistas espectaculares del Llano de Ucanca. Allí la imaginación se desborda: las curiosas formas que tomó la lava al enfriarse han dado lugar a nombres como el “Dedo de Dios” un roque que se alza en equilibrio desafiando la gravedad con un telón de fondo incomparable, el Teide. También ”El Roque Cinchado”, “La Catedral” y “La Cascada” son esculturas naturales que, de algún modo, es como si la tierra quisiera expresar algo. Tal vez ese algo que te atrapa para siempre.

Cómo llegar: el sendero se inicia al frente del Parador Nacional de las Cañadas del Teide, cruzando la carretera TF-21 y junto al Mirador de la Ruleta. Además, es posible acceder al camino con transporte público, autobuses 348 y 342.

Dónde Dormir, nuestra sugerencia: Parador de Cañadas del Teide (La Orotava)

María Campoy, guía experta de Volcano Life, nos explica cómo tener una experiencia excepcional en el Teide durante 12 horas.

“6 cosas extraordinarias que puedes hacer en 12 horas y que probablemente no puedas repetir en toda tu vida”

1. Entrar en el interior de un telescopio nocturno del Observatorio y ver las manchas y llamaradas del sol en directo.

2. Subir al punto más alto de España en teleférico (3.555 metros).

3. Ver la sombra gigantesca del Teide proyectada sobre la isla de Gran Canaria mientras tomas una copa de Champagne y un chocolate caliente.

4. Contemplar una de las puestas de sol más espectaculares del planeta con vistas a las islas de La Palma y Gomera. Incluso hay gente que asegura haber visto la isla fantasma de San Borondón.

5. Caminar sobre un volcán (el de Pico Viejo) con un cráter cuya boca mide 80 metros de diámetro.

6. Avistar estrellas, planetas y la Vía Láctea con la ayuda de un astrónomo profesional (Starlight), quien te enseñará a orientarse mirando el cielo.

Vulcano Experience ofrece en exclusiva todas estas actividades.
Más información en su web: volcanolife.com – + 34 637 365 429

Precio: visita guiada al observatorio: 21€, niños 18€; Atardecer y estrellas 111€, niños 78€.

Nivel: medio.
Cómo llegar: en coche propio hasta el Parque Nacional del Teide.
Consejo: llevar ropa de abrigo, incluso en verano.

Por Luis Martí, editor de Immfly.