Madrid, febrero 2016 — Viajar está muy bien. Eso lo sabemos todos. Ir de un lado a otro, explorar la ciudad, callejerar, meterse en un museo, tomar una copita de vino. Insisto, todo eso está muy bien. De hecho es recomendable para la salud. Pero, como se suele decir, lo cortes no quita lo valiente…

Porque visitar durante un día Madrid te puede dejar los pies hechos papilla. Los pies y la mente. Hay que detenerse y pensar un poco. Tu cuerpo también se merece una recompensa. Por eso te proponemos un final feliz en tu caminata y entrar en Hamman al Andalus, un baño árabe cerca de la Puerta del Sol. Son tradicionales y están ubicados sobre las ruinas de un antiguo Aljibe, a pocos metros de la céntrica Puerta del Sol, en el barrio de la Almudena (antigua Al Mudaina) junto a las murallas árabes (C/ Atocha, 14).

Es un edificio de estilo mudéjar, y lo que hacen es conducirte a través de un viaje lleno de contrastes de agua a diferentes temperaturas, que ofrecen relajación y favorecen la circulación. La ambientación está muy lograda. La salita con agua fría (bayt al-barid, con una temperatura de 18ºC) es ideal, después de la sala de vapor, y luego están las salas con agua tibia o templada (bayt al-bastani, 36ºC) y con agua caliente (bayt as-sajun, 40ºC). En los momentos de descansos, se puede tomar un té. Y como hemos mencionado, los usuarios tienen una opinión muy positiva de estos baños.

Cómo reservar: te proponemos esta oferta que tiene una magnífica relación calidad precio: entrada y masaje de 15 minutos.

[codepeople-post-map]

Por equipo Travel361º de Immfly.
Buscamos, evaluamos, recomendamos.