Vigo, diciembre de 2015 — Hemos recorrido la ciudad en un día. Exactamente en 14 horas: de 9h a 23h. Te explicamos una ruta básica que nos ha llevado desde el centro, pasando por el casco vello, el Monte O Castro hasta el puerto. Sensacionales 14 horas en Vigo:

9h
Empezamos en la calle peatonal del Principe. Es una zona comercial. Vale la pena visitar el MARCO (Museo de Arte Contemporáneo de Vigo) y encontrarnos con la famosa estatua de El Sireno. Una manzana en la que están la mayor parte de fundaciones y centros culturales de Vigo. En un día no podrás verlos todos, pero sí alguna de sus exposiciones más interesantes.

Sugerencia: un desayuno artesano en El Matina.

11h Pasamos luego a explorar el apasionante caos de la zona vieja (callejuelas, plazoletas, subir y bajar calles y escaleras) también conocida como A Pedra, donde ver los trabajos artesanales de mimbre de la Calle de los Cestos, o acercarnos a los puestos de marisco. Si tienes tienes un hueco, la Biblioteca Pública Central es una magnífica visita.

Sugerencia: una buen bocata de jamón asado en O Porco.

7h Por la tarde es una buena opción subir hasta O Castro (Parque Charlie Rivel). Es algo duro, dura unos 15 minutos, pero vale mucho la pena. Son las mejores vistas de la Ría de Vigo. Hay dos puntos imprescindibles: unas ruinas de un castillo de la Edad Media y por otro los castros, esto es, las antiguas construcciones celtas

Sugerencia: cenar en el restaurante del Hotel Nagari.

23h Termina el día bajando hacia el mar, al entorno de La Alameda y Montero Ríos, una calle peatonal y señorial en pleno Ensanche, con algunas de las mejores terrazas del centro de Vigo.

Sugerencia: Un cóctel y música en directo en Uno Está.

Por Equipo Travel361º de Immfly.